domingo, diciembre 07, 2008

Navidad

Un Belén de plástico en casa de mi tía.
Una canción de Miliki.
Las luces intermitentes de un abeto de mentira.
Las muñecas de Famosa.
El insomnio de tantas noches de Reyes.
Los alfajores, siempre en el fondo de la caja.
El "Lumirama" de mi prima.
Los ensayos de la Misa del Gallo con el coro de mi parroquia.
Ciertos pasajes del "Mesías" de Händel.
"El lobo", qué gran turrón.
La historia de un capitán de madera.

James Stewart, un ángel que gana sus alas y un inspector de Hacienda que pone unos dólares en una cesta y se une a un villancico.
La siesta de mi abuelo tras la comida de Navidad.
Los ojos de Lucía en su primera Cabalgata de Reyes.
Frank Sinatra cantando "Hark the herald angel ..."
Un teatro de colegio y las flautas del "Niño Manuelito".
Los villancicos de las niñas de la Sagrada Familia.
Un disfraz de pastor y una jarrita de miel.
Seis "Airgam Boys". Un tren minero.
La carta a los Reyes Magos dictada por mi hija de tres años: "Queridos Reyes Magos, amigos Reyes: queremos chucherías los cuatro".
Los programas especiales de "Martes y trece".
Cierta melancolía indefinible de aquello que fuimos y no se ha ido del todo.
Dos semanas de vacaciones.
Una luz peculiar.
Los regalos furtivamente espiados en el altillo del corredor.
Mis padres.
Mis hijas.
Cierta paz interior.

Navidad.

Al cabo, un niño que nace y otro que se resiste a morir.

Felices Pascuas a todos.

2 comentarios:

Eu dijo...

Genial jefe! Has conseguido que se me escape alguna lagrimilla por esas cosas que reflejas y hemos compartido. Yo incluiría esta: tardes de Navidad metidos en una eterna espiral de comida, bebida, juegos y guitarras campanilleras en casa de tu tía.
Un abrazo fuerte y espero seguir viendo como alimentas tus recuerdos navideños.

Ivan dijo...

Que rancio el video!! jeje

Yo añado:
Clicks de famóvil
A cuatro patas en fin de año
Gambas y mantecaos por doquier
A ver si quedamos un dia para vernos en estas fiestas.
Gran ilusión